Los votantes de Junts pel Sí celebran los primeros resultados