Rajoy defiende negociar "sin presión" y sin radiarlo todo