Sáenz de Santamaría, protagonista de excepción en la campaña del PP