Los test de estrés contemplan que España siga en recesión hasta 2016