La tasa de paro se sitúa en el nivel de hace una década