Entra en vigor la ley que permite a los autónomos cobrar el paro y tener un negocio