Los presupuestos están intervenidos por el gobierno alemán