El precio de la vivienda acelera su subida al aumentar un 4% en el segundo trimestre