El Gobierno mantiene sus objetivos de déficit para 2015 y 2016 y prevé reducirlo en 2018