La banca finaliza el año con 39.000 millones recibidos para su saneamiento