La deuda pública marca un nuevo récord tras alcanzar el 94% del PIB