La desigualdad entre ricos y pobres alcanza su nivel más alto en 30 años