Una asociación recoge la comida sobrante de los restaurantes para quienes lo necesitan