La zona euro acuerda una financiación para liquidar los bancos en apuros