Santander y Bankia negocian con los sindicatos los ajustes de plantilla