SICAV, el refugio de los ricos para pagar menos impuestos