El PIB cae más de lo esperado en el cuarto trimestre y se contrae casi un 1,4% en 2012