Las Kellys ganan: le reconocerán sus enfermedades y podrán darse de baja con más sueldo