El IPC baja en agosto hasta el 2,9% gracias a los carburantes y los alimentos