La clase media, al borde del desahucio