Uno de cada cinco parados reconoce haber cobrado algún trabajo en 'B'