Roland Berger y Oliver Wyman, las encargadas de examinar a la banca