Los recortes en Sanidad y Educación no complacen a los mercados