Se dispara la preocupación de los españoles ante la situación de bloqueo político