El segundo banco de Chipre limita a 260 euros diarios la retirada de efectivos en cajeros