La CE impone la multa más alta de su historia a LG, Samsung y Philips por pactar precios