Los pequeños accionistas de Bankia pueden recuperar su dinero