La mayoría de los trabajadores españoles gana 16.490 euros al año