Amancio Ortega, el tercer hombre más rico