Los 100 españoles más ricos son un 4,8% más ricos que en 2015