Colau lamenta que envíen a la policía contra los desahuciados y no contra los corruptos