Los 14 detenidos de SEGI tenían artefactos listos para ser usados