Estampida en Filipinas para conseguir una hamburguesa de 13 céntimos