La perfecta fallera debe ir sin escotes ni trasparencias