Una concentración contra los recortes marca el inicio de la ceremonia de los Premios Príncipe de Asturias