Taylor Swift se apropia de una playa pública y echa a la gente para bañarse