Justin Bieber y su mala relación con la prensa