El auténtico Jack Sparrow visita por sorpresa un hospital infantil en Australia