El reinado de Irina Shayk, amenazado por otra modelo rusa