Brad Pitt aparece triste y delgado en la primera portada oficial desde su separación