La ministra de Cultura ha propuesto la creación de un régimen sancionador especial