El baile de un cirujano en plena intervención que enfurece al mundo