El calentamiento global causó la mayor catástrofe de la historia de la Tierra