La estimulación cerebral profunda, el pionero tratamiento del Hospital del Mar para combatir la anorexia nerviosa