Una nave de la NASA sobrevuela el objeto más lejano en la historia espacial