La cerveza sin alcohol aporta el triple de ácido fólico que la leche entera