Cerca de 700 afectados por gastroenteritis en Barcelona por beber agua embotellada