Una bola de fuego recorre España