Se salva de milagro de ser atropellado por su propio vehículo