La juez atribuye a Fabra un delito de falsedad documental